Aumento del tráfico de datos: ¿qué medidas están adoptando las diferentes instituciones para afrontarlo?

Las consecuencias sociales de las limitaciones de movilidad a causa de las medidas sanitarias durante los picos de contagios de COVID-19, han sido múltiples y complejas. 2020 y 2021 se han caracterizado por un aumento vertiginoso del teletrabajo y todo tipo de actividades en línea. Las suscripciones a plataformas de streaming (de películas, deportes, conciertos, etc), el uso de redes sociales, las videoconferencias, la creación de cuentas en casino online y otros juegos en línea, son solo algunos de los rubros que han crecido.

En estos y otros renglones se ha multiplicado varias veces la demanda, elevando a su vez el consumo de datos móviles y el tráfico de la web en general. Es un panorama que no está exento de desafíos, ya que requiere adecuar las plataformas y tecnologías de la comunicación disponibles a la nueva realidad.

Datos concretos: ¿en qué medida se ha incrementado el tráfico en línea?

Según los reportes de DE-CIX, una de las principales compañías surtidoras de puntos de internet (IXP) para Asia, Norteamérica y Europa, el consumo de datos tuvo un alza de aproximadamente un 50% entre marzo de 2020 y el mismo mes de 2021. En total, el tráfico web se calcula en 32 exabytes solo para esta empresa durante 2020. Son cifras muy notorias teniendo en cuenta que las proyecciones apuntaban a un incremento anual de entre 10 y 15% (TicPymes.es, 2021).

Por supuesto, esto se explica por las circunstancias particulares vividas en el reciente año y medio: la pandemia y el consecuente confinamiento acatado durante meses en diferentes países. Solamente el día 14 de marzo de 2020 se estima que se hicieron el doble de las videollamadas habituales a escala mundial.

Informes por países

En España, este día se registró un máximo de transferencia de datos de 468 Gbit/s para los puntos de DE-CIX, cifra nunca antes alcanzada hasta el decreto de la cuarentena. A partir de allí, sucesos puntuales como las elecciones presidenciales en Estados Unidos y los partidos de la UEFA Champions League han marcado nuevos récords con números significativamente más abultados en intercambio de datos web.

Otros territorios de la Unión Europea incrementaron el uso de datos en porcentajes aún mayores a partir de marzo 2020. De acuerdo a los estudios de puntos de acceso suministrados por Packet Clearing House, en Países Bajos el consumo subió 20%, Finlandia 51%, Lituania 85%, Letonia 150% y en Luxemburgo 239%, por citar los ejemplos más esclarecedores. En África, los casos más llamativos son Zimbaue con un alza en el tráfico de internet que se sitúa en 543% y Egipto con 12.000.000% (Stackscale, 2021).

Chile es uno de los países líderes en el uso de telecomunicaciones en Latinoamérica. Allí la compañía telefónica Entel aumentó —en el mismo periodo de marzo 2020 a marzo 2021— 49,4% la transmisión de datos móviles y 41.7% la de datos fijos. Siendo las aplicaciones más usadas por los residentes: Hangouts, Zoom, Instagram, Netflix, Facebook y WhatsApp (El Mostrador.cl, 2021).

Consecuencias del incremento en el tráfico de datos y medidas recomendadas

A pesar del imprevisto crecimiento en el uso de datos web, tanto móviles como fijos, no hubo eventos relevantes de saturación o caída de las compañías que prestan servicios de comunicaciones. Al menos en los países antes mencionados y en otros con economías relativamente estables y exentos de crisis energéticas agudas.

Al día de hoy las redes, su infraestructura y programas, probaron ser lo suficientemente resistentes para no presentar fallos destacados. El internet de fibra óptica, así como las redes 4G y 5G están preparadas para un alto volumen de uso y se sigue invirtiendo en mejorar continuamente su tecnología.

Diversas fueron las claves de que no hubiese un colapso o interrupción indefinida de los canales de comunicación telefónica y digital en dichos territorios. Algunas de las medidas tomadas por los países miembros de la OCDE, siglas de Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico fueron las siguientes:

Reemplazo oportuno del cableado coaxial por fibra óptica

El internet de fibra óptica hoy forma parte de la infraestructura tecnológica óptima para obtener mayor ancho de banda sin fluctuaciones de velocidad. La fibra óptica se distingue porque en lugar de señales de electricidad (como hace el internet por cable) transmite los datos mediante fotones de luz. Esto reduce ampliamente las posibles interferencias y evita que se sature la red. La velocidad del internet de fibra óptica es potencialmente ilimitada.

Intercambio de datos entre operadores

Una de las medidas sugeridas en casos extraordinarios consiste en intercambiar puntos de acceso entre operadores locales. Es común que ante una posible sobrecarga se redireccionen los datos hacia puntos de acceso de una misma empresa más allá de las fronteras nacionales. Sin embargo, este reenvío internacional puede ser más costoso que si simplemente se hace con otros operadores dentro del mismo país.

Dejar canales abiertos para el transporte de maquinaria, equipos y personal

Aun en medio de un decreto de cierre de fronteras, fue crucial para muchos de estos países que se mantuviese el intercambio de equipos de reemplazo en materia de telecomunicaciones. Asimismo, que se asegurase la operatividad de personal calificado para ejecutar las reparaciones necesarias. El sostenimiento de las redes de comunicación es fundamental para el funcionamiento de las naciones, sobre todo en situaciones de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.