Trading, una apuesta segura

Sin duda alguna, invertir es una de las mejores opciones que existen actualmente para obtener un dinerillo extra. No obstante, es preciso tener en cuenta que las inversiones se efectúan sobre la predicción de un resultado sujeto a la fluctuación del producto en un periodo de tiempo determinado, y que es muy probable, que en ocasiones no se cumplan las expectativas del inversor, obteniendo pérdidas en lugar de ganancias. Por este motivo, resulta necesario disponer de una adecuada y completa guia de trading que te facilite la labor.

De todas formas, para que vayas tomando nota, a continuación te mostramos algunas pautas básicas pero fundamentales que te serán de gran utilidad para navegar en el mercado de valores de forma sencilla y segura. ¡Acompáñanos!

6 pasos esenciales a la hora de invertir

Aunque la bolsa es algo compleja, siguiendo estas pautas estarás armado  para poder dar los primeros pasos.

  1. Antes de nada, es preciso determinar el nivel de riesgo de la transacción que deseas llevar a término. Ten en cuenta que el riesgo es un factor muy importante que hay que aceptar y asumir. ¡Haz de él tu aliado!
  2. Procura invertir fijando tus metas a largo plazo. Las prisas no son buenas consejeras.
  3. En línea con el punto anterior, resulta recomendable que intentes desembolsar cantidades que no necesites recuperar a corto plazo.
  4. Por otra parte, basa tus decisiones haciendo uso de la lógica, no te abandones a las intuiciones. ¡Di adiós a las corazonadas!
  5. Asimismo, es aconsejable que te instruyas en la materia. La formación es muy importante en cualquier área, incluida la del trading.
  6. Por último, elige bien tu bróker. El intermediario es un aspecto fundamental para bucear en el mercado financiero. Confirma ante todo, que esté regulado e infórmate acerca de las comisiones con las que trabaja.

Clases de inversiones financieras

Hay diversos tipos de inversiones, cada una de las cuales puede beneficiarnos en mayor o menor medida, según la renta que cobremos. De forma general, las inversiones se clasifican en dos categorías:

  1. Inversiones físicas / económicas. Se adquieren por medio de activos tangibles, es decir, terrenos, propiedades residenciales, bienes inmuebles… Los beneficios que se obtienen se calculan en función del rendimiento resultante del uso que se les da, o bien, de su venta.
  2. Inversiones financieras. No son productos físicos, no es algo tangible y material que podamos tocar. Su ventaja principal estriba en que este tipo de inversiones son accesibles tanto para grupos empresariales como para particulares. Un claro ejemplo de inversión financiera son los fondos.

Algunos instrumentos financieros

Los productos financieros son instrumentos proporcionados por distintas  entidades que se ofrecen a cualquier persona interesada en invertir.

Acciones

Las acciones son probablemente el producto financiero más común. Invertir en acciones es adquirir un porcentaje de una empresa, de modo que cuantas más acciones se tengan compradas en una empresa, mayor porcentaje de la misma nos pertenece. La manera más común de operar con acciones es comprarlas, esperar a que suban y venderlas, para de esa forma embolsarnos la diferencia entre el precio que pagamos inicialmente por ellas y el precio por el que las vendemos actualmente.

Divisas

Cuando hablamos de divisas o pares de divisas nos referimos a las monedas. Los pares más cotizados en la bolsa son:

  • EUR/USD (euro y dólar estadounidense)
  • USD/JPY (dólar estadounidense y yen japonés)
  • GBP/USD (libra esterlina y dólar estadounidense)
  • USD/CAD (dólar estadounidense y canadiense)

Criptomonedas

Las criptomonedas son sin duda, la nueva revolución. Se trata de monedas digitales o virtuales que pueden comprarse y venderse. Las operaciones son totalmente seguras puesto que se realizan mediante la tecnología blockchain, eliminando la participación de terceros y la intervención de entidades gubernamentales.

ETF

Los ETF (fondos de inversión cotizados). No son muy frecuentes a pesar de que suelen ser bastante potentes. Su funcionamiento es similar al de las acciones y se recomienda invertir en ellos cuando se desea operar en varios mercados a la vez o cuando se quiere conseguir beneficios, pero a largo plazo.

Y ahora que ya estás informado, ¡a invertir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.