Cómo preparar una mudanza al extranjero

Organizar una mudanza nunca es una labor sencilla y menos aún cuando la misma será al extranjero. Las mudanzas internacionales tienen retos particulares que superar, principalmente debido a las normativas del nuevo país, costes del proceso y otros temas importantes que el propietario de los bienes tendrá que conocer muy bien.

De igual importancia es la elección de la empresa de mudanzas internacionales que se encargará de todo el procedimiento. Es fundamental contar con la ayuda de una empresa con la capacidad de encargarse de todos los detalles relacionados con una mudanza al extranjero, haciendo que esta resulte lo más placentera posible.

A continuación, te presentamos un listado de sugerencias y consejos que te ayudarán a preparar una mudanza al extranjero, asegurándote que todos tus objetos de valor lleguen al nuevo país en perfecto estado de conservación y en la menor cantidad de tiempo posible, tanto si te trasladas a una nación vecina o te mudas a otro continente.

Estudia las normas del nuevo país

Cada país tiene la autoridad para imponer restricciones sobre el tipo de objetos que pueden ingresar a su territorio, especialmente en temas como mascotas, alimentos y medicamentos. Es importante que tomes en consideración estos datos, consultando las legislaciones aduaneras del país al cual te diriges y prepares la documentación pertinente al caso.

Establece un presupuesto

Te conviene solicitar unos presupuestos aproximados para el transporte especial de tus enseres al nuevo país, utilizando una empresa especializada. Estas empresas, además de realizar la mudanza al nuevo país, también pueden orientarte para cumplir con el paso anterior, debido a que tienen experiencia en el tema y conocen todos los temas legales involucrados a una mudanza internacional.

Haz un inventario completo

Es necesario separar todo lo que se va a transportar y, finalmente, hacer un inventario detallado de cada artículo. Con este listado pormenorizado de tus bienes, tendrás mucho más fácil los procesos con las autoridades aduaneras, quienes usualmente requieren inventarios de todo lo que ingresa al país en una mudanza.

Embalaje

Dependiendo del destino y el medio de transporte, pueden existir requerimientos especiales para una mudanza internacional. En general, es importante proteger al máximo los bienes utilizando material de embalaje apropiado, especialmente cuando se transporta objetos frágiles. Es posible que puedas coordinar el asunto del embalaje con la empresa de mudanzas por un coste adicional.

Seguro

Aunque no es una obligación, siempre es aconsejable que el propietario contrate una póliza de seguro para su mudanza internacional. El valor de las mismas suele ser de entre 1.5% y un 2.5% del coste de envío, el cual puede ser provisto tanto por la propia empresa de mudanza, como acordado con una aseguradora externa.

Entrega

Para culminar el proceso, la empresa de mudanzas se encargará de entregar los contenedores con los bienes en la nueva residencia. Este procedimiento tendrá variaciones según el plan que haya sido contratado, pudiendo culminar en la descarga de las cajas dentro de la propiedad o ir más allá e incluir el desempaquetado dentro de las habitaciones correspondientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.