Técnicas de maquillaje para lucir un rostro más delgado

Los rostros redondos son un gran desafío para muchas mujeres, sobre todo, a la hora de maquillarse. Reducir los pómulos, mediante una cirugía plástica, es una de las formas más populares del momento. No obstante, se puede lucir un rostro más delgado sin invertir mucho dinero y de la forma más sencilla posible.

El secreto es el maquillaje, con un adecuado uso, crea esas facciones que tanto deseamos.

¿Cómo maquillar las cejas para lucir un rostro más delgado?

lucir un rostro más delgado

Cuando los pómulos son exageradamente grandes, los ojos tienden a achinarse y verse muy pequeños. Por eso, debemos prestar atención a otros elementos del rostro que también pueden resaltar y, a su vez, equilibrarlo. Tal es el caso del diseño de las cejas.

Generalmente, las personas con pómulos grandes resultan favorecidas con cejas gruesas. El motivo principal es que al ser pobladas, llaman la atención y se adaptan a los rostros redondos. Por si fuera poco, aportan una mirada con ojos más expresivos.

Las cejas finas no favorecen el lucir un rostro más delgado. En  el caso de tener pocos pelos, debemos intentar maquillarlas hasta conseguir el grosor necesario. O trazar ligeras líneas no muy marcadas, es decir, simular para obtener cejas pobladas.

Cabe destacar que el grosor no lo es todo, también es importante adoptar el largo correcto. En efecto, cejas largas hasta la cien es la mejor opción que podemos escoger. Esto permite que el rostro refleje profundidad y, lo mejor, luzca más alargado.

Los ojos son protagonistas

lucir un rostro más delgado

Ahora veremos cómo agrandar los ojos, esta técnica permitirá lucir un rostro más delgado. Evidentemente, las cejas son solo una pieza fundamental en esta tarea. Para obtener mejores resultados, necesitamos un maquillaje que permita incrementar y disimular el tamaño de los ojos.

Este efecto es conocido como: “Más ojos a menos mentón”. Un truco fenomenal que transforma un rostro redondo a un rostro ovalado. Presta atención a los siguientes trucos:

  • Aplica sombras fuertes, colores negros o atrevidos como rojos o azules.
  • Utiliza lápiz blanco en la parte inferior del ojo.
  • No olvides las pestañas, cuando son largas abren más la mirada.
  • Utiliza el delineado correcto.

¿Qué es el contouring?

Una de las tendencias más aclamadas y utilizadas para lucir un rostro más delgado es la técnica del contorno. Miles de mujeres, profesionales y famosas, como las Kardashian, sacan provecho al contouring.

Tal vez parezca muy difícil obtener un maquillaje como el de Kim. Sin embargo, es más fácil de lo que crees, ya que usando correctamente cada paso, podrás cambiar tu rostro de una manera sorprendente.  

El contouring, se trata de una combinación de luces y sombras, permitiendo resaltar cada rasgo de tu rostro. Las sombras se relacionan con la profundidad, disminuyendo zonas como el ancho de la nariz o pómulos. Por otro lado, el aplicar correctores claros y generar luz, evita que el rostro se vea apagado o decaído.

Reglas de la técnica del contorno:

  • Tonos claros: áreas a resaltar
  • Tonos oscuros: áreas a disimular
  • Difuminar: cada área debe ser difuminada a la perfección. De ahí que el acabado muestre los resultados esperados.

¿Cómo aplicar el contorno?

Ahora bien, antes de arriesgarte a emplear el mágico efecto del contouring, recuerda adquirir una paleta de colores. Existen muchas marcas en el mercado, puedes elegir una en específica que vaya con tu tono de piel.

Además, las encontrarás en polvo o en barras. Ambas son eficaces, pero si deseas algo duradero, las cremosas suelen ser la mejor opción. Además, resultan fantásticas en pieles secas.

Tipos de  rostros

Es importante identificar la forma del rostro, de esta manera, será posible lucir un aspecto más delgado. Lo principal es saber cómo aplicar adecuadamente el contorno.

Los tipos de rostros son clasificados de la siguiente manera:

Redonda

Para resaltar reducir las facciones, los tonos oscuros deben situarse en los laterales de la frente. ¿Cómo hacerlo? Simple, con trazos verticales y marcados.

Después, necesitarás recurrir a los tonos claros. Las áreas a iluminar son el centro de la frente, la barbilla y debajo de los ojos.

Ovalada

Los tonos claros deben aplicarse debajo de los ojos, lo recomendable es hacerlo en forma de triángulo invertido. Los tonos oscuros se establecen en el mentón y mandíbula con una línea horizontal.

Rectangular

En este caso, la línea de la mandíbula debe cubrirse con los tonos oscuros. Con trazos firmes, también aplicaremos debajo de los pómulos. Iluminaremos el área de las ojeras y el mentón.

Cuadrada

Este tipo de rostro, indudablemente requiere del efecto de los tonos oscuros en la sien. Asimismo, no olvides la mandíbula y, por supuesto, el área de las mejillas.

Otro aspecto a  tomar en cuenta, es el área de los ojos. Justo debajo del arco de las cejas se debe aplicar el tono claro y en las ojeras. El mentón también, específicamente entre las sienes.

El poder del rubor

Uno de los elementos de maquillaje para lucir un rostro más delgado, se relaciona con el rubor. Así es, este colorete, que muchas no dejan de utilizar, alarga el rostro de una forma sensacional.

Existen ciertas pautas para lograrlo, tales como:

  • Brocha: para difuminar el rubor, es indispensable tener una brocha angular gruesa. Se logra esparcir acertadamente y otorga naturalidad. Para crear un efecto de rostro alargado, lo idóneo es difuminar desde las mejillas hasta el inicio del cabello.
  • Dirección: el movimiento anterior, jamás debe ser recto. Necesitamos que los colores se mezclen y reflejen sintonía, resultado que se obtiene con una línea en diagonal. Este paso, en realidad es bastante sencillo, si empleamos la brocha correcta.
  • Dos líneas: es cierto que el rubor cobra vida en nuestras mejillas y difuminando bien. Sin embargo, no solo debemos centrarnos en ese punto. Otro truco con el rubor, es generar otra línea con una altura hasta el final de la frente. Sin necesidad de marcar mucho, esta línea debe ser ligera.

Con el maquillaje puedes lucir un rostro más delgado

Con las innumerables técnicas, no cabe duda que podemos crear y conseguir un rostro más alargado. Más allá, de polvo y base, los correctores han evolucionado este lado artístico.

Cubrir, perfeccionar y hasta adelgazar son solo características de la revolución en el mundo del maquillaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.