El tamaño no importa: los mejores pequeños electrodomésticos de tu casa

La mayoría de las personas a veces se niega a creer que, en el mundo en el que vivimos, pequeñas cosas materiales se vuelvan tan necesarias.

Sobre la mesada de una cocina se pueden pensar muchos electrodomésticos que simplifican nuestra vida a diario. Nos ayudan a ahorrar tiempo, a mejorar la calidad de los alimentos que consumimos, nos ofrecen variedades de cocción utilizando incluso la misma materia prima. No solo se pueden encontrar en la cocina: en cada parte de la casa se puede disfrutar de estos pequeños milagros.

A continuación, una breve reseña de los pequeños electrodomésticos que no pueden faltar en un hogar en la actualidad.

Comenzando con la cocina, sobre la mesada se los puede ver reposando, esperando para su uso. Una clásica, la tostadora. No existe un sabor más deleitante que una tostada recién hecha por la mañana, o, para los amantes de algo más dulce, una wafflera. En pocos minutos facilitan la puesta en marcha de un desayuno. 

Al grupo del desayuno se suman también las cafeteras, logrando perfumar la cocina con el aroma de un café recién elaborado: pequeño gran placer. Los exprimidores también colaboran para complementar la primera comida del día.

Por otro lado, más incluida en el grupo de aquellos pequeños electrodomésticos que ayudan a cocinar y lograr sacar lo mejor en las recetas, se encuentran la batidora y/o procesadora manual. Con ellos evitamos batidos a mano interminables y la manipulación de alimentos para cortarlos y / o triturarlos.

Con una mirada más sana y naturista, existen otros pequeños electrodomésticos que contribuyen a una alimentación saludable. Dentro de este grupo están las revolucionarias freidoras sin aceite. Estas permiten una cocción sana, con un resultado de alimentos con menos calorías y un menor tiempo de elaboración, considerando la fritura tradicional.

Otro electrodoméstico que colabora con una vida sana, son las vaporeras eléctricas, las cuales permiten una cocción en los propios jugos de los alimentos, manteniendo sus nutrientes, colores y propiedades intactos.

No solo se trata a veces de la utilidad y de rapidez. Para los más exigentes y detallistas existen tendencias en cuanto a modelos y colores, que logran la combinación perfecta con el estilo que cada hogar tiene.

Dentro de los pequeños artefactos eléctricos que se puede encontrar en una cocina, sobresalen los modelos retro y los minimalistas, como contraposición. En colores pasteles o primarios para los retros, y en negros o metálicos preferentemente para los minimalistas y sencillos.

Saliendo del ámbito de la cocina, en el baño también podemos encontrar estos pequeños electrodomésticos. Cepillos de dientes eléctricos, planchas y secadores de cabello y máquinas de afeitar. El sector de belleza y aseo también goza de la presencia de estos ayudantes de la vida cotidiana.

Los materiales también son una variante que determina el usuario al momento de elegir el artefacto eléctrico adecuado. La durabilidad no será igual en un electrodoméstico que está compuesto de plástico respecto de uno de acero inoxidable o metal. Dependiendo la utilidad, la exposición al calor, entre otras variables, la vida útil de estos artefactos se verá afectada.

Entre todas las particularidades que ofrecen, su mantenimiento es otro pilar positivo. La mayoría traen consigo una garantía de un año, pero para aquellos que la hayan perdido, los expertos de SobreSeguro.es ofrecen una garantía extendida luego de las reparaciones básicas o el mantenimiento en sí.

De esta manera, al momento de elegir un nuevo acompañante en el hogar, existen muchas variables que van a depender de las necesidades del usuario. Existe algo innegable: estos pequeños artefactos ya son parte de las vidas de las personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.