9 secretos para que un maquillaje dure más

De seguro, has experimentado la tragedia de perder un maquillaje perfecto, como consecuencia de diversos factores. Para aliviar este problema, te traemos 9 valiosos secretos para que un maquillaje dure más.

Muchas mujeres sufren por mantener cada producto en el rostro. Una complicación que puede surgir, debido a ciertos errores en el orden correcto para realizar un maquillaje.   

Técnicas infalibles para que tu maquillaje dure más

Secretos para que un maquillaje dure más

Una de las principales causas de que el maquillaje dure poco es, en algunos casos, la incorrecta aplicación. Por suerte, cuando apliques las técnicas correctas, observarás cómo tu maquillaje permanece intacto por más tiempo.

Preparación del rostro

El primer paso, antes de proceder a aplicar productos de maquillaje en el rostro, está relacionado con la eliminación de impurezas.

Realmente, es un error catastrófico prender sellar el rostro con base o cremas cuando existen partículas bacterianas. Estas pueden estar establecidas en la piel, ya sea por el acné o por la contaminación del medio ambiente. 

Lo ideal es exfoliar y lavar el rostro con un jabón que solo se utilice para esta área del cuerpo. Asimismo, es importante enjuagar con agua fría.

Quizás te preguntes, el por qué importa la temperatura del agua ¡pues, importa muchísimo! El agua fría es un aliado para todos aquellos rostros con poros abiertos, ya que logra cerrarlos. De esta manera, el acabado en la piel será más limpio y uniforme.

¿Cómo evitar la resequedad?

Todas las mujeres tienen rostros distintos, algunas son de piel grasa y otras más resecas. Definitivamente, ambas necesitan ser hidratadas con cremas que proporcionen fórmulas con la capacidad de disminuir el problema.

Luego de realizar el procedimiento de lavado del rostro, la piel puede resecarse con mayor regularidad. Por eso, es indispensable elegir una crema hidratante que se adapte al tipo de piel. De esta manera, el maquillaje penetrará mejor y debería seguir intacto durante largas horas. 

¿Cuáles son los beneficiosos del primer o pre-base?

El primer, también conocido como la pre-base, es uno de los otros secretos para que el maquillaje dure más. Este producto sobre el rostro, previamente hidratado, actúa mejorando el aspecto de la piel con una suavidad única. 

De acuerdo con el tipo de piel, los primers pueden aportar grandes beneficios como:

  • Alisar la piel
  • Reducir los poros
  • Equilibrar el brillo del rostro, el cual es derivado del alto índice de grasa.

Cabe mencionar que la pre-base, permite que el tono de la base no sufra alteraciones con el color de tu piel.

Sin duda, es uno de los fantásticos secretos para que un maquillaje dure más. Como opciones destacadas, se encuentran los primers de L’Oreal Paris, Hourglass y Smashbox, marcas reconocidas y con excelentes fórmulas.

¡No olvides el corrector!

Generalmente, y por cuestión de rutina, empleamos el corrector luego de haber aplicado la base de maquillaje. Si esto es lo que siempre haces, desde ahora comenzarás a darle prioridad al corrector.

Esta recomendación es de gran ayuda para todas aquellas mujeres con pequeñas y enormes ojeras. Sucede pues, que cuando el corrector se adhiere con la piel sin ninguna intervención, tiende a durar mucho más.

Lo importante es realizar un buen trabajo, difuminando el producto para evitar caer en el exceso.

Escoge el tono correcto y aplícalo sobre la piel, de esta manera ocultarás por mucho tiempo las indeseables bolsas negras.

¿Cómo aplicar la base de maquillaje?

Con una piel hidratada, pre-base y corrector, ahora corresponde colocar la base. Por supuesto que en este paso, es relevante saber cuál el tono ideal para nuestra piel.

Si aún lo desconoces, asegúrate de que, al comprarla, te pueda asesorar un profesional o una persona con conocimientos sólidos en la materia.

Bien, existen muchas maneras de aplicar la base de maquillaje. Entre las herramientas de mayor utilidad son; las brochas, las esponjas o la yema de los dedos. Cada una de ellas, tiene una característica en particular que permite un acabado maravilloso.

Por una parte, la brocha debe ser de material sintético y con una forma plana. Funcionan arrastrando el producto hasta observar una base sin quiebres.

Las esponjas son suaves, y en pequeños toques, logra concluir rápidamente el esparcimiento del producto.

Finalmente, el método más práctico es emplear las yemas de los dedos. En este caso, es importante no ejercer mucha fuerza, porque esto solo provocaría un desastre en el rostro. Lo ideal es utilizar el dedo anular y esparcir dando toques pequeños y suaves en la piel.

Cada proceso otorga satisfactorios resultados, por ende son parte de los secretos para que un maquillaje dure más.

¿Qué hacer para que el pigmento de las sombras no desaparezca?

Las sombras son uno de los tantos problemas del maquillaje que no suelen durar largas horas.

El principal motivo es que no preparamos el párpado correctamente y, en consecuencia, el pigmento se va disminuyendo. Para evitar esto, es necesario ejecutar los siguientes pasos:

  • Aplicar corrector en la zona del párpado y esparcir con la yema del dedo anular o difuminar con esponjas.
  • Seguidamente, el producto debe ser sellado con polvo traslúcido.
  • Culminar con la integración de las sombras deseadas.

Ventajas de los polvos sueltos

Cuando la base de maquillaje es completamente aplicada, es necesario sellar con algún polvo suelto.

Este producto matiza el rostro y disminuye el exceso de brillo. Por este motivo, es uno de los mejores secretos para que un maquillaje dure más.

¿Hielo en el rostro?

Sí, el hielo en el rostro es otro de los secretos para que un maquillaje dure más, una rutina que pocos conocen, pero que innegablemente mantiene el maquillaje. Llegados a este punto, ya la base de maquillaje y el polvo deben haberse aplicado.

El método consiste en envolver con un papel de cocina varios cubos hielo para esparcirlo en el rostro a toques suaves y pequeños. En conclusión, el exceso de maquillaje será absorbido por el papel y evitará quiebres en la base.

Como mencionamos anteriormente, las temperaturas frías tienden a reducir los poros. Así que, al realizar este método ocurrirá un cierre total, funcionando como un sellador.

El labial: protagonista de un maquillaje duradero

Para lograr que un labial permanezca por más tiempo, deberás primero exfoliar los labios con frecuencia, al menos una vez a la semana.

La hidratación también representa un papel fundamental y uno de los mejores secretos para que el maquillaje dure más.

El truco a la hora de maquillar es aplicar un poco de pre-base en los labios. Luego, sella con un poco de polvo suelto. A continuación, pinta los labios del color de tu preferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.