Cómo decorar la oficina con papeles pintados de diseño

Pasamos una gran parte de nuestra vida diaria en la oficina y por ello es importante que podamos crear un ambiente agradable e íntimo. Uno de los recursos que podemos utilizar para crear un ambiente acogedor en el lugar de trabajo es el papel pintado de diseño, un elemento decorativo sencillo de utilizar y que tiene gran impacto visual sobre los espacios.

Los papeles pintados tienen la suficiente versatilidad para utilizarse en proyectos de diseño de interiores de oficinas, haciendo que el entorno laboral sea mucho más agradable a la vista. Todo esto tendrá incidencia directa sobre la comodidad del grupo de colaboradores, estimulando tanto la creatividad como la productividad en el lugar de trabajo.

También podemos utilizar papel pintado si necesitamos decorar una oficina en casa. Ahora que el teletrabajo se ha convertido en algo habitual, podemos renovar el espacio dedicado al trabajo con muy poco esfuerzo y conseguir resultados excelentes al incluir papeles pintados de diseño en nuestra decoración.

¿Qué papel pintado deberíamos elegir?

La elección del papel pintado para decorar una oficina dependerá del estilo que deseamos lograr. En las siguientes líneas te ofrecemos algunos consejos útiles para escoger el tipo apropiado de papel según la idea que tenemos en mente. Esperamos que estas ideas sirvan de inspiración para quienes deseen crear un espacio de trabajo acogedor y confortable.

Papel pintado para decorar una oficina

Selecciona el color adecuado

En el diseño de interiores, el color tiene una importancia vital. Es bien sabido que los colores tienen un efecto sobre el estado de ánimo de las personas, algo que se debería tomar en consideración cuando se crean espacios de trabajo. Selecciona papeles con colores que estimulen la creatividad, reduzcan el estrés y favorezcan una actitud positiva hacia las labores diarias.

Los tonos claros suelen ser la alternativa más común. No obstante, la psicología del color puede darnos algunas claves adicionales. Por ejemplo, el color rojo se asocia a la comunicación y la creatividad, mientras que el amarillo tiene un efecto estimulante y fomenta el optimismo. Si se busca espacios de concentración, las tonalidades de azul serían la mejor alternativa.

Estilo de la oficina

El estilo decorativo y el tipo de ambiente a crear son dos temas a considerar mientras se elige el papel pintado perfecto para la oficina. Existen determinadas texturas con la capacidad de generar espacios elegantes y conservadores, mientras que algunos diseños y combinaciones de color tienen el poder de otorgar luminosidad a los espacios.

Puedes encontrar cientos de modelos, colores, texturas y acabados diferentes de papel pintado adecuados a todos los estilos decorativos. Lo importante es definir desde el principio el concepto que se desea lograr con el espacio y elegir los diseños más adecuados entre la amplia variedad de papeles pintados disponibles.

¿Empapelar todas las paredes?

Una de las grandes ventajas ofrecidas por el papel pintado es la variedad de alternativas disponibles y la versatilidad de uso. Es perfectamente posible utilizar el papel pintado para destacar una pared específica de la oficina y llenar el espacio de originalidad, sin tener que cubrir todas las paredes y saturar el ambiente con patrones que terminen incomodando a la vista.

Acústica y protección contra incendios

Dos cualidades poco conocidas de los papeles pintados son la posibilidad de absorber el ruido generado en los espacios de trabajo e incrementar la protección contra incendios. De hecho, existen modelos de papel pintado diseñados bajo la norma europea DIN EN 13501 de protección contra incendios, los cuales limitan la expansión del fuego.

Usos prácticos del papel pintado en oficina

Es usual que solo consideremos el papel pintado como un elemento decorativo. Sin embargo, dentro de la línea de productos existen papeles que pueden utilizarse como pizarras y convertirse en elementos funcionales dentro de los espacios de trabajo, sin afectar a la estética del lugar. Sin lugar a dudas, una forma original de incluir este elemento decorativo en la oficina.

Oficina decorada con papel pintado

¿En qué parte de la oficina podemos utilizarlo?

Desde el enfoque del diseño, podemos incorporar papel pintado en cualquier espacio de la oficina. Por ejemplo, patrones estimulantes en salas de conferencia pueden servir para mantener la atención de los clientes en medio de una reunión importante, mientras que en los espacios con equipos informáticos pueden beneficiarse de papeles sobrios que hagan descansar la vista.

Siguiendo estas recomendaciones, podemos crear oficinas adecuadas para el trabajo, pero a la vez modernas y llenas de estilo sin tener que comprometerse a un presupuesto elevado. Además, el papel pintado tiene la ventaja de poder ser instalado con poco esfuerzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.