10 plantas de jardín coloridas que le darán vida a tu hogar

Sean grandes o pequeñas, la mayoría de las casas luce plantas de jardín que ofrecen una vista maravillosa. Además, algunas tienen bondades muy aprovechables. A eso podemos sumar las exquisitas fragancias que emanan.

Con mucho o poco espacio, definitivamente tu hogar lucirá fresco y lleno de vida si tienes un modesto jardín.

Incluso, si vives en un departamento, puedes sembrar unas cuantas plantas en macetas. Ya que varias especies son completamente adaptables a áreas chicas.

Por eso, en este artículo encontrarás las mejores opciones. ¡Desde plantas para decorar jardines pequeños hasta plantas de exterior!

Tipos de plantas para el jardín

plantas de jardín coloridas

La gama de plantas de jardín es muy variada. Si resides en una zona calurosa, encontrarás que algunas son ideales y no pasa nada si reciben luz del sol directamente.

Otras, por el contrario, deben situarse en lugares donde haya un poco de sombra. Pero eso sí, es importante que tengamos claro que cada cierto tiempo necesitarán luz solar.

Como puedes notar, es vital conocer los tipos de plantas que mejor convengan en tu jardín.

Margaritas

Las populares plantas de flores blancas con bonitos núcleos en amarillo son de las favoritas en los jardines. Su resistencia al sol la convierte en una de las principales plantas de exterior. Aunque, de todos modos es posible ubicarla en un sitio donde haya luz y sombra, respectivamente.

En verano mantienen su vigor, producto de que son también plantas silvestres. De hecho, si paseas por un campo abierto es probable que te topes con una buena cantidad de ellas.

Hibiscos

Su preciosa variedad de colores hace que las flores de hibiscos sean plantas de jardín, ideales para mantener al aire libre. Además, estas requieren estar expuestas al sol de forma constante.

Eso sí, en los días de verano con las temperaturas más altas es vital darle un descanso. Por lo que, si el hibisco está en una maceta de buen tamaño, considera moverla de área en esta época.

Asimismo, su riego en dicha temporada deberá ser abundante, pero evitando encharcamientos.

Teniendo estos cuidados, en invierno tus hibiscos aguantarán el frío con todas las ganas.

Hortensias

Si tu hogar es un pequeño departamento, las hortensias son plantas de jardín que se adaptarán fácilmente a tu espacio. ¡En los balcones se miran preciosas!

Para que se mantengan en un buen estado, es primordial que estén en sombra o en semisombra. Es decir, que haya la luz suficiente para nutrirla.

Cuando florezca, en primavera específicamente, necesitarás regarla de forma constante. La humedad es una gran aliada para ella. Sin embargo, como pasa con muchas, hay que vigilar que el agua drene correctamente.

Lavanda

La lavanda es una grandiosa opción para elegir. Ya sea que prefieras las plantas de exterior o plantas para decorar jardines pequeños, es excelente. ¡Y su aroma es fantástico!

Es posible tenerla en maceta, solo que esta tendrá que medir aproximadamente unos 40 centímetros de diámetro.

Igualmente, debes cuidar que la tierra para plantarla no sea excesivamente húmeda. Por el contrario, mientras el pH sea más alto, mejor.

Tanto en calor como en frío, la lavanda resiste en gran manera. Es recomendable regalarla máximo una vez por semana en verano. En épocas de frío, también una vez, pero cada 15 días.

Claveles

Especiales para estar al aire libre, los claveles son lindas plantas de jardín que se observan en un montón de casas.

Sus cuidados son sencillos. Les encanta la luz solar, por lo cual, la soportan totalmente. En este sentido, el momento de su riego será cuando la tierra esté seca. No se poda como tal, pero sí es vital eliminar las flores secas.

Y no te preocupes si prefieres usar una maceta porque sí es viable. El secreto está en colocarla en un sitio donde haya mucha luz.

Rosales

De las preferidas, son una bonita manera de adornar tu jardín. Las hay de muchos tipos y colores. Por ejemplo, los rosales trepadores se ven hermosos en una pared. Una decoración natural llena de vida.

Para su crecimiento, necesitan un espacio considerable, con riesgos en largos intervalos de tiempo. Por otro lado, el fertilizante a aplicar será específico para rosales.

La resistencia al calor de estas plantas de jardín es amplia. Aplica el riego a primera hora de la mañana o al finalizar la tarde, de modo abundante pero sin ahogarla.

Petunias

El clima ideal para estas plantas de jardín es aquel con temperaturas altas. No soporta el frío y la lluvia daña sus flores, por ello, tampoco debes mojarlas al momento del riego.

Su ubicación perfecta es donde haya bastante luz solar. Así, verás un verdadero espectáculo de color. Sobre todo, si tienes una buena variedad de petunias, ya que las hay en diferentes formas, tonos y con aroma singular.

Buganvilla

Otra de las plantas de jardín resistentes al sol es la buganvilla. Genial para terrazas, balcones o toda una pared de fachada, pues crece mucho y su función decorativa es preciosa.

Pese a que es originaria de Brasil, un país con clima tropical, la buganvilla se acopla al calor y frío. Incluso, soporta varios grados bajo cero.

Si está plantada en las afueras, bastará un riego de una vez por semana. En caso de estar en maceta, dos veces.

Procura que reciba abundante luz. Eso es primordial.

Geranios

Llegó una de las reinas dentro de las plantas para decorar jardines pequeños. Y es que los geranios no requieren demasiado espacio porque se cultivan mayormente en macetas.

No pide demasiada atención en cuidados. Sin embargo, eso no quiere decir que no se deba estar pendiente de los básicos. Mantenerlas en un ambiente con luz solar, regarlas cada tres días con poca agua y resguardarlas del frío.

En días con temperaturas bajas, un lugar con semisombra es importante. Aunque no se poda, la eliminación de hojas secas es necesaria.

Dalias

Provenientes de México, las dalias son plantas de jardín que encantan por su bello colorido en flores. La diversidad de estas plantas es increíble.

En lo que a su zona ideal se refiere, es preferible que esté donde la luz del sol sea constante. Pero ojo con exponerla demasiado en horas pico, como a mediodía. En ocasiones así, es mejor moverla a semisombra.

Para su riego, una poca cantidad de agua en varias oportunidades. Es importante que sea directamente en la tierra, sin mojar sus hojas y flores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.