7 técnicas del Feng Shui para decorar casas y crear ambientes armoniosos

Las técnicas del Feng Shui en la decoración de casas han ganado un espacio especial en cada hogar. Con su implementación los ambientes ganan equilibrio y armonía.

La práctica del Feng Shui hace que la buena suerte fluya a través de tu hogar y que toque a todos los que allí viven. A continuación, te mostraremos 7 técnicas de esta filosofía milenaria que puedes poner en práctica para decorar tu casa.

¿Qué es el Feng Shui?

Técnicas del Feng Shui

El Feng Shui es un componente de la sabiduría china, que se remonta a la época de los emperadores y de las leyendas míticas.  

Es una filosofía de vida que trata de mantener la armonía con el entorno de la Tierra y con sus líneas de energía para que exista un equilibrio con las fuerzas de la naturaleza.

Esta ideología se basa en el entorno, el cual considera que está lleno de líneas de energía poderosas, aunque invisibles. Algunas de estas líneas de energía son propicias y producen muy buena fortuna, mientras que otras son perniciosas y hostiles y pueden generar la destrucción de la felicidad.

Las técnicas del Feng Shui, proponen modos de disponer los elementos de una casa, de tal forma que estas líneas de energía se vuelvan armoniosas y generen prosperidad.

La finalidad de estas técnicas, es la de enseñar habilidades de energía propicias, procurando que se deslicen suavemente por la casa. Además que acumulen y se asienten, atrayendo así la buena fortuna.

Los fundamentos del Feng Shui

El Feng shui, entendido en su nivel más básico, es una cuestión de equilibrio; pero este equilibrio está relacionado con el carácter complementario de los principios opuestos, expresados en términos del yin y el yang.

Según la filosofía occidental, todas las cosas del universo son o bien el yin femenino o el yang masculino. El yin oscuro y el yang luminoso.

El yin y el yang componen, juntos, la plenitud del universo, dentro del cual están el cielo y la tierra. El yin y el yang se infunden significado el uno al otro, pues el uno no puede existir sin el otro.

Así la luz del yang no puede existir sin el yin de la oscuridad; el calor del yang no puede existir de ningún modo sin el frío del yin, y viceversa.

Cuando el yin y el yang están equilibrados, se representa la plenitud del universo. Hay buen equilibrio y prosperidad, salud, bienestar y felicidad.

La práctica del Feng Shui incluye siempre un análisis yin – yang de los espacios de una casa, de las configuraciones del terreno en el que se encuentra una casa. También, de la luz solar y la sombra que se refleja en ellas, la humedad y sequedad, de los colores vivos y apagados y, de los sólidos y los líquidos. 

¿Cómo beneficia el uso del Feng Shui a los hogares?

Para entender los beneficios que trae las técnicas del Feng Shui en los hogares, es necesario conocer los motivos por los cuales se aplica para que no resulte siendo una superstición.

Los principales beneficios que se pueden obtener de la práctica de esta ideología milenaria son:

  • Permite encontrar esa sensación de paz interior que tanto se anhela.
  • Ayuda a lograr un equilibrio familiar.
  • Nos permite visualizar las situaciones desde otro punto de vista.
  • Se puede llegar a alcanzar los objetivos planteados.
  • Si se pone en práctica las técnicas del Feng Shui, de manera adecuada, se puede lograr la tranquilidad en la vida.

¿Cuándo recurrir a las técnicas del Feng Shui?

Hay ocasiones particulares para recurrir a las técnicas del Feng Shui y obtener beneficios en tu hogar:

  • Cuando deseas conseguir una meta o un objetivo en específico, puedes aumentar el espacio en casa por medio de una ampliación.
  • Si sientes que uno de los aspectos de tu vida va mal, puedes hacer una restauración del espacio analizando si existe algún desajuste que no armonice con el entorno.
  • También puedes recurrir a las técnicas del Feng Shui así no tengas ningún problema. De igual manera, si solo quieres prevenir una futura baja de energía positiva en casa.

Colores recomendados por el Feng Shui

Los colores que empleamos en las paredes del interior de nuestra casa, transmiten energía pura y pueden tener efectos en las personas y en los ambientes en los que nos encontramos.

Los colores recomendados que se deben aplicar en el interior de la casa. Deben estar conectados a los cinco elementos esenciales del Feng Shui: fuego, agua, tierra, madera y metal.

El salón

El color ideal para este espacio es el azul, ya que es que favorece la comunicación y el diálogo. Otras opciones pueden ser el naranja que estimula la alegría. Por otro lado, el rojo ayuda a tener un buen estado de ánimo.

La cocina

Para que tu cocina desborde alegría, puedes aplicar el color amarillo, que también ayuda a una mejor digestión.

El baño

Por lo general, en esta área de la casa se recomienda usar tonos fríos que hacen referencia al agua.

Por ejemplo el azul, el verde claro y el turquesa. Si notas que el entorno está un poco triste, puedes agregar toques de colores vivos en los accesorios decorativos.

El dormitorio

Los colores que puedes aplicar en tu dormitorio, para estimular el descanso, son el azul y el verde.

Otra opción pueden ser los tonos menos fríos como el durazno, salmón o rosa.

El estudio

En esta área debes aplicar colores que favorezcan la concentración, como lo son el beige y avellana.

Si lo que deseas es obtener un ambiente más cómodo y relajado, puedes optar por colores como el verde y el celeste.

Técnicas del Feng Shui para decorar casas

Algunas técnicas del Feng Shui que puedes implementar para obtener los beneficios la decoración de tu casa son:

Orden y limpieza

Lo primero que debes hacer para que las energías positivas comiencen a fluir por tu hogar es deshacerte de todas aquellas cosas que no necesitas. También es conveniente hacer una limpieza a fondo de cada uno de los espacios que conforman tu casa.

Recibidor armonioso

Las paredes pueden ir de un color luminoso que genere la sensación de amplitud, como por ejemplo el blanco o el amarillo.

Sería de gran ayuda una fuente de luz natural en la entrada, si esto no es posible, puedes colocar iluminación artificial por medio de lámparas de techo.

Los objetos decorativos que harán de tu recibidor un espacio armonioso son: flores, velas, fotografías u otro elemento que represente el agua.

Salón cargado de buena vibra

Para lograr que tu sala de estar proyecte una buena vibra, lo primero que debes considerar es que exista una iluminación natural, una buena ventilación y algunas plantas naturales.

Lo ideal es que este espacio se ubique al lado este de la casa, zona en la que se encuentra la salud y familia o la riqueza y prosperidad.

Procura no colocar los muebles de espaldas a la puerta, la mejor ubicación es el L, apoyados en la pared.

Instala solo el mobiliario básico y evita tener esquinas pronunciadas. En cuanto a los materiales, utiliza la madera y tejidos naturales. Usa una combinación de colores equilibrada, si decides usar el blanco en las paredes, agrega toques de color en accesorios como los cojines.  

La cocina, el alma de la casa

Según las técnicas del Feng Shui, la ubicación ideal para la cocina es el área más alejada de la entrada principal. En la actualidad, está muy de moda el concepto de cocinas abiertas, pero para evitar que las diferentes energías de la casa se mezclen, se recomienda delimitar el espacio.

Es importante que la zona de cocción no se encuentre de espaldas a la puerta, pero si esto no es posible, tienes la opción de instalar un salpicadero de acero reflectante o un espejo que haga la función de retrovisor.

Las islas son ideales para afianzar la sensación de libre movimiento y se debe tener en cuenta separar las zonas de aguas y fuegos.

Agrega objetos relacionados con los elementos, por ejemplo: puedes usar materiales como la madera equilibrada con algo de metal, accesorios decorativos de arcilla aportarán el elemento tierra. También, se recomienda agregar plantas aromáticas para dar paso a la energía fresca y vibrante.

Cuarto de baño relajante

Aplicar las técnicas del Feng Shui te pueden ayudar a conseguir un baño relajante en el que las energías fluyan de manera positiva.

Evitar que el baño se encuentre ubicado en el centro de la casa, ya que esto puede reflejar enfermedades, dificultades económicas o situaciones que generen desgaste.

Procura que el inodoro no sea lo primero que se vea al abrir la puerta, si es el caso de tu baño, puedes ocultarlo detrás de un muro pequeño. Tampoco es recomendable colocar el espejo con el lavabo frente a la puerta.

Evita los colores blancos, negros o azules y sustitúyelos por tonalidades tierra.

Selecciona mobiliario elaborado en madera. La puerta del baño siempre debe mantenerse cerrada, al igual que los desagües y la tapa del inodoro. Verifica que no exista ninguna fuga de agua.

Dormitorio para un sueño reparador

La cama debe tener un cabecero, ya que la falta de este repercute en una sensación de inseguridad. La pared en la que colocarás el cabecero de la cama, debe ser la que se encuentre más alejada de la puerta de entrada.

Para obtener protección, coloca mesas de noche y lámparas a ambos lados de la cama. El espejo no puede ir frente a la cama o a la puerta, si se encuentra ubicado de esta manera, será más difícil conciliar el sueño.

En el dormitorio no puede haber un área de trabajo ni de ejercicio, si lo deseas puedes colocar un sillón o un área de lectura.

En lo que se refiere a los tonos de las paredes, trata de que no sean ni muy fríos ni muy cálidos, la mejor opción son las tonalidades tipo pastel.

Evita tener en esta área aparatos que puedan generar campos electromagnéticos como la televisión y los teléfonos móviles.

Exterior al estilo Feng Shui

El exterior de tu vivienda también es importante para hacer que las energías de tu hogar se complementen.

Se recomienda que el jardín o terraza esté protegido de vientos fríos y del mal clima, por lo que puedes instalar vallas y árboles o plantas. De la misma forma, debe estar abierto a la luz solar. Evita las trepadoras y las piedras colocadas en el camino hasta la puerta.  

Para atraer la riqueza y la prosperidad debe estar presente el elemento agua, por lo que puedes instalar un estanque con peces de color dorado y tortugas o una fuente también es una buena opción.

Entre las plantas que puedes colocar en tu jardín  para atraer la buena fortuna por medio del Feng Shui, están los pinos, el bambú, las orquídeas, los crisantemos y el jazmín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.